Inicio / Boletines / El triunfo de Steven

El triunfo de Steven

Escrito por: César Álvarez, 6 Septiembre, 2019

El balón parecía dominado por una fugaz corriente de aire, o tal vez por un extraño efecto que Jhoan le había alcanzado a imponer en el momento de patearlo, sobre la banda occidental y a 25 metros de la portería.

Pero lo sorprendente y a la vez mágico de ese momento, no fue la forma como la pelota pareció tomarse su tiempo para buscar el ángulo superior derecho y entrar a la portería acariciando la red. Lo que llamó la atención y tocó el corazón de los asistentes fue el grito de gol de su autor, acompañado de un “te amo abuela”, que corrió a cantar frente a una de las cámaras de Teleantioquia.

Steven al igual que todos sus compañeros, salió a correr como recién recargado, y eso que llevaban 40 minutos bajo el aplastante sol de Puerto Berrío. Pero el objetivo lo ameritaba, alcanzar al artista para celebrar con él  semejante pintura de gol, con el que se iban arriba en el marcador. El Instante de pausa lo aprovechó para tomar otro sorbo de agua y refrescar su riñón derecho, el único que le queda después de superar un cáncer.

Por sorprendente que parezca, Steven va y viene al mismo ritmo que sus compañeros, disputa cada pelota que llega a su zona y corre a respaldar cuando hay peligro en otro lugar de la cancha, con entrega y esfuerzo, los mismos valores que heredó de su madre.

Es que el proceso de recuperación de Steven no fue fácil. A los cinco años de edad le descubrieron la enfermedad y le extirparon el riñón izquierdo. Fueron dos años de quimioterapias y tratamientos, esos que muchas veces ni siquiera un adulto es capaz de superar.

María, la madre de Steven, quien muchas veces lloró en silencio solo para mostrarle a su hijo  que se debe ser fuerte ante las situaciones adversas, es su más fiel seguidora. Ella recibió el visto bueno de los médicos para que Steven pudiera jugar al fútbol, es más, le dijeron que él podía hacer su vida de una manera normal, eso sí, con algunos cuidados como mantenerse bien hidratado, sobre todo si le da por correr cuarenta metros solo para celebrar con su compañero de equipo el mejor gol de la Copa Teleantioquia, el mismo que ya los envió a la siguiente fase del torneo.